149 soluciones sanitarias que cambiaron miles de vidas en Manabí y Esmeraldas

Más de un tercio de la población mundial carece de acceso a soluciones sanitarias, y el problema se agudiza con un desastre natural, como ocurrió con el sismo del 16 de abril de 2016.

Tras evaluar los daños causados por el terremoto, la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE) identificó las necesidades de la población afectada e implementó el Plan Único de Recuperación “Operación Terremoto – Ecuador 2016”. Entre las iniciativas, está la entrega de viviendas sismo resistentes a 147 familias, sin embargo estas comunidades no contaban con baños, ni antes ni después del sismo.

El reto era considerable, porque no hay alcantarillado en estas zonas y se tenía que dar soluciones integrales, responsables con el Ambiente y que no impliquen riesgos posteriores para la salud de la comunidad.  Corporación GPF, aliado por más de siete años con la Cruz Roja Ecuatoriana, se comprometió al 100% con este proyecto y financió, con la recaudación del programa “Tu Vuelto”, la construcción de 149 baños con ducha, inodoro y lavamanos. Estos baños funcionan con biodigestores, es decir bacterias que descomponen los desechos, que más tarde pueden ser utilizados como abono.

La calidad de vida de las comunidades ha mejorado inmensamente, ya no se contaminan las fuentes de agua y se previenen enfermedades, se da privacidad y dignidad a miles de personas y existe mayor seguridad para niños, niñas y mujeres, ya que cuentan con un espacio seguro junto a sus viviendas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.