BHEA, gorras oncológicas hechas en Ecuador

BHEA, gorras oncológicas hechas en Ecuador

Sin duda para algunos pacientes que se someten a la quimioterapia, en especial las mujeres, perder el cabello es una de las partes más difíciles del tratamiento, un constante y visible recordatorio del cáncer. Mónica Sánchez arrancó con las gorras oncológicas a pedido de su madre, quien falleció con cáncer al seno hace 11 años, tras la segunda vez de ser diagnosticada.

La mamá de Mónica le pidió que diseñara gorras porque sabía que con el tratamiento se le caería el pelo. Durante sus visitas a SOLCA, otras pacientes preguntaron por las gorras y de ahí nació el interés de venderlas en el hospital con las voluntarias. Dos años después de fallecida su madre, Mónica creó la marca BHEA.

Entre los efectos de la quimioterapia está el de sentir un calor extremo en la cabeza, es por eso que Mónica, un arquitecta de interiores, decidió reemplazar el polyester de las gorras, por algodón de calidad de exportación, una tela que, entre otros beneficios, absorbe el sudor.

BHEA tiene 15 diseños en su web, www.gorrasoncologicas.com, hechos para mujeres y niñas. Para el caso de hombres y niños se elaboran bajo pedido. Generalmente las tallas son únicas, pero si es necesario se hacen a la medida. Mónica recomienda que una persona tenga 3 gorras: una gorra base para dormir o usar pañuelos, una gorra en colores fríos y otra en colores cálidos.

Hay mucha cercanía entre Mónica y quienes compran las gorras, sean pacientes o familiares de pacientes. Tras diseñar, bajo pedido, gorras para dos niñas de 11 años con cáncer, nació el proyecto “Gorritos por Sonrisa” en beneficio de los niños con cáncer de escasos recursos en Quito. La iniciativa consiste en un kit de dos gorras por un valor de 10 dólares, un obsequio que un voluntario puede adquirir para que sea entregado a un niño que está en tratamiento. Mónica espera concretar el plan con otras fundaciones para replicar su iniciativa a nivel nacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published.