La Equidad de Género se logra con un equilibrio de responsabilidades y derechos

La Equidad de Género se logra con un equilibrio de responsabilidades y derechos

Para Gissela Echeverría, Terapeuta Familiar Sistémica, las mujeres que creyeron que trabajando fuera del hogar iban a lograr mayor equilibrio en su vida personal y relación de pareja, resulta que están más cansadas porque están sobrecargadas, trabajan fuera de casa y luego llegan a cumplir las tareas del hogar.

Esto afecta enormemente a las mujeres en el lugar de trabajo, ya que deben encontrar un balance entre las exigencias domésticas y del trabajo de oficina, sin una responsabilidad compartida con su pareja, lo cual incide en su espacio laboral. De acuerdo al estudio IPSOS – BID 2016, en Ecuador el 89% de empresas tiene a hombres en cargos de Presidente de Directorio y el 90% en cargos de Gerencia General.

Esto también impacta negativamente en los hombres, ya que su rol de padres queda relegado al poco tiempo que les queda luego de su jornada laboral. Por ello las empresas deben adaptarse a la “persona completa”, tanto mujeres como hombres.

Gissela destaca que cuando las empresas ven a las personas no solo como profesionales y trabajadores, sino como seres humanos cuyo bien más preciado es la familia, logran un mayor equilibrio y mayor productividad. “Si la empresas promueven un espíritu de colaboración y flexibilidad, el resultado serán empleados más comprometidos con la empresa que es sensible a sus necesidades.”

La Equidad de Género, concluye, no es una guerra entre hombres y mujeres, esto solo produce más violencia. “Se trata de tener auténtica equidad cuando los dos se ven como iguales en sus derechos y a la vez reconocen y aceptan sus diferencias. En lugar de combatir, las mujeres debemos invitar a los hombres a ser parte del concepto de Equidad de Género, que bien entendido nos favorece a todos.”

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.